"No music... No life"


miércoles, 2 de junio de 2010

"Pirata"

El mundo está cambiando. Internet nos otorga un poder de llegar a cualquier lugar en un par de clicks y descubrir nuevos horizontes. El cibermundo nos está abriendo la mente, nos está saturando de información a veces real, otra mentira, pero toda a nuestro alcance. Ya no tenemos que creernos lo que un informativo nos diga, podemos corroborarlo en internet y encontraremos "detalles" que no han dado en dicha noticia, porque, admitámoslo, toda cadena de televisión está politizada y la libre expresión la interpretan como libre manipulación, aunque de esto ya hablaré otro día.

Lo que vengo a contar es el declive de la industria musical tal y como la conocemos hoy en día. Las revoluciones tecnológicas traen consigo revoluciones sociales. Algunos músicos intentando mantener a flote el antiguo elitismo de la musica me recuerdan a los antiguos reyes absolutistas que intentaban mantener su poder a toda costa. Se equivocaron, no se adaptaron y acabaron decapitados.

Los nuevos grupos que nacen, las revelaciones musicales del panorama... a ninguno les he escuchado criticar internet y la libre transferencia de archivos, se han hecho famoso gracias a ello, han triunfado gracias a ello. Se acabaron los tiempos en que un sello decidía quien triunfaba y quien no, porque era así, las discográficas decidían y crearon una "élite" musical, una clase noble que se enriquecía sin parar. Pero la clase obrera ya ha encontrado su instrumento de revolución: INTERNET! La música ahora es más del pueblo que nunca, ahora podemos escuchar todo lo que queramos y decidir de quien me compro un disco o a que concierto voy. Puedo descubrir grupos (antiguos y nuevos) que nunca habría conocido, pues las tiendas de música, al servicio de la industria, ofrecían el catálogo que les correspondía y buscaban dinero y no satisfacer la necesidad musical de un público curioso y activo.

Está claro que esa clase noble de la música va a "luchar por sus derechos"... están acostumbrados a un nivel de vida alto y no van a renunciar a la buena vida. Tienen miedo, su tiempo se acaba igual que se acabó el tiempo de los antiguos señores feudales y toda una horda de campesinos con talento está conquistando castillos y tomando propiedad de sus propias tierras.

Quien sea bueno, va a poder vivir de la música, lo único que va a cambiar es que ya no seran ricos, sino clase media, normal y corriente.

Y para terminar esta primera entrada me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre todos estos gobiernos y entidades que quieren ponerle límites y restricciones a la red de redes. Señores, vosotros no tenéis derecho a decidir sobre esto. Vuestra generación no tiene ningún derecho a poner las reglas en internet. Eso es algo que concierne a mi generación, porque todos nosotros hemos enseñado a nuestros padres a usar un ordenador, nosotros somos los que hemos tenido como algo normal tener un messenger, un facebook, un blog... Somos nosotros los que tenemos que decidir sobre como queremos que sea algo con lo que hemos convivido siempre y no una panda de puretas enchaquetados que se gritan como niños en un hemiciclo y que saben que existe internet, saben utilizarlo y ven su potencial... pero lo siguen viendo algo extraño, igual que antiguos franquistas siguen viendo extraño esto de la democracia.

1 comentario:

TyraitO dijo...

mu wena nano, me mola que te animes a bloguear un poko, internet libre!!!

"No estás equivocado, estás engañado"