"No music... No life"


martes, 21 de diciembre de 2010

La Ley Sinde

Dejad que os cuente una historia, la de un chaval que vivió hasta los 18 años en un pequeño pueblo de la sierra de Cádiz donde comprar música era algo imposible. Para pillar un disco, el chaval tenía que pedirle a sus padres que le llevaran a Jerez de la Frontera y éstos lo paseaban por el Corte Inglés, Hipercor, Pryca, Continente... en cuyos sitios a veces el niño no encontraba los discos que él quería, pues era una música que no se solía escuchar mucho y que los grandes almacenes no solían distribuir. Entonces llegó internet, y con él, una ventana al mundo desde un pequeño rincón. El niño disfrutaba como un loco descargando y escuchando los discos que siempre había querido, consiguió también descargar películas antiguas que las teles no solían echar y sentía poder comerse el mundo.
Ese niño consiguió culturizarse muchísimo gracias a esa herramienta, a ese avance tecnológico que cada vez se introducía más en la sociedad. ¡Y además era gratis! No tenía que gastarse sus ahorros en un disco, y no sólo en eso, sino en el desplazamiento a por el disco. Era maravilloso...
Ese chaval era yo y la verdad, la música es parte de mi vida y la llevo conmigo a diario. Si no llega a ser por Internet, quizás sería un paleto de pueblo, pues creedme que el acceso a la cultura en algunos sitios es algo no imposible pero si complicado. Eso es lo que quieren ellos, un pueblo inculto e ignorante se domina y manipula mejor que uno sabio e informado.

Sí, esto va sobre la Ley Sinde que hoy se aprobará en el Congreso con el rechazo de toda la población, algo que me hace dudar de la "democracia"... (¿poder del pueblo?). Y para hacerme entender mejor voy a exponer mis reflexiones por puntos:

PRIMERO: De toda la vida nos han enseñado que en nuestra democracia existen tres poderes: Legislativo (Parlamento), Ejecutivo (Gobierno) y Judicial.
Estos poderes están completamente separados y ninguno puede influir en otro (esto viene en la constitución española) para evitar una justicia politizada, etc... mentiras todas, pues como vemos día a día los jueces son presionados por los políticos. Pero eso es otro tema, lo que vengo yo a decir es que esta "LEY" que nos quiere imponer el GOBIERNO se va a saltar el trámite del PARLAMENTO y encima, la jodida y dichosa ley propone que el cierre de webs, cosa que es competencia del poder judicial, recaiga ahora sobre el GOBIERNO... A mi esto me suena a dictadura encubierta, la verdad... Es totalmente anticonstitucional que el árbitro del partido sea de un equipo (pues la comisión encargada de evaluar si una página incumple la ley, estará formada por esas sociedades que se lucran sin parar de los derechos de autor).

SEGUNDO: Todos hemos estudiado la REVOLUCIÓN INDUSTRIAL. Se inventó la máquina de vapor y eso llevó a una mecanización de la industria, el resultado fue que ese avance tecnológico llevó a un cambio de modelo. Es verdad, se perdieron muchísimos puestos de trabajo, pero el mercado y la industria se recompusieron y a día de hoy aquello se estudia como un gran avance del ser humano.
Internet ha sido una auténtica revolución también. Gracias a internet, la distribución es "gratuita", cosa que no dejan ver en el precio de compra de un disco por internet. La industria musical tiene que saber adaptarse a este avance tecnológico, tienen un modelo de negocio, para mi ya obsoleto, que intentan preservar pese a todo. Claro, tienen unos privilegios y un dinero que quieren mantener.

Pero esto que hacen no es nuevo, dejad que os cuente una curiosidad. Ahora tenemos CD's, pero antes teníamos vinilos. Los costes de hacer un CD no tienen comparación con los de un vinilo, es decir, es muchísimo más barato hacer un CD, sin embargo... nos vendieron la moto y le pusieron a los CD's un precio que no valen, engañandonos de que tenían más calidad, cosa que hoy en día nos damos cuenta de que no y el vinilo está volviendo.

Esa avaricia de esta industria es la que está cavando su propia tumba. Esos "musiquillos" con los bolsillos llenos de dinero, su chalet en Miami y sus coches de lujo tendrán que dejar esa vida por una más humilde, igual que millones de trabajadores tuvieron que buscarse la vida tras la revolución industrial.

TERCERO: Sabemos gracias a los últimos datos de Wikileaks que es el gobierno de EEUU el que presiona a España para que apruebe esta ley. Es decir... no tienes ni el poder de gobernarnos a nosotros mismos. Nos hacen creer en la democracia y en la libertad, pero por detrás manejan el mundo a su antojo. NO CREO EN ESTA DEMOCRACIA, está antiguada, en desuso, corrompida... Eso de que la democracia es el poder del pueblo es solo fachada, como estamos viendo el pueblo está dominado, acallado y contento con mentiras.

CUARTO: antes, sin Internet, escuchábamos lo que nos daban para oír, es decir, el acceso a la música estaba limitado. Las discográficas decidían a quien sacaban y a quien no, tenían el poder de evaluar el talento. Las radios decidían a quien poner y a quien no, dicho muy drásticamente: te dicen lo que tienes que escuchar. Hoy en día ese poder está en la población, porque cualquier artista cuelga su maqueta en Internet y si son buenos, seguro que ser harán famosos (decidme cuántos grupos se han hecho míticos gracias a Internet)

CONCLUSIÓN: Esta ley es anticonstitucional porque se salta la separación de poderes, es retrógrada porque esta frenando un avance tecnológico y social; es fruto no del pueblo, sino de esas altas y lejanas esfera y además limita la música a un círculo cerrado de "artistas".

Por todo esto yo digo NO A LA LEY SINDE

Pero eso sí... "hijos de puta comprá disco originale y no los grabes" (Capaz) Porque hay muchos que merecen la pena y a los artistas que nos gustan, hay que apoyarlos.

2 comentarios:

Lammoth dijo...

Un gran aplauso a la entrada. Y encima se nota que tratan de vendernos el bacalao a precio de salmón. Ahora han retrasado la votación hasta las 15:30 debido a que veían que no iban a conseguir la cantidad de votos necesarios y necesitan seguir haciendo tratos por la espalda.

Y con respecto a comprar los discos, es lo que yo hago con los que realmente valen la pena cuando su precio baja un poco. Porque la mayoría "recien salidos del horno" valen la friolera de 40€... por un disco de ¿?plástico¿?... pa mear y no echar gota.

Rivas dijo...

Amén...

"No estás equivocado, estás engañado"